domingo, 13 de diciembre de 2009

Contra las categorias de arte, contra los salones, contra los premios, contra los jurados, contra las críticas de arte.

Debido a una serie de situaciones en el sector de las artes plásticas, el arte tiene que ser libre.
Por lo tanto, empezando por el aspecto socio-económico, yo utilizo perecederos, materiales baratos en mi obra, como basura, papel higiénico, orina, etc. Es obvio que la utilización de éstos materiales precarios en el cerrado circuito del arte provocan una contestación de éste sistema en función de su realidad estética actual.

Porque mi trabajo está condicionado a una situación momentánea, el registro será automáticamente la fotografía, el video, las grabaciones,o simplemente el registro visual o sensorial.

Por tanto pienso que los materiales costosos han sido impuestos por el pensamiento estético de una elite que piensa y vive de arriba hacia abajo.
Propóngo, con el uso de materiales perecederos, un concepto de abajo hacia arriba.

Debido a éstas situaciones en el sector de las artes plásticas, en el sentido de usar más y más materiales que considero costosos para nuestra, mi, realidad en un aspecto socio-económico del tercer mundo, por que los productos industrializados no son nuestros, pero están bajo el poder de una elite que yo refuto.
Por que la creación no puede estar condicionada, debe ser libre.



MANIFIESTO-- ARTUR BARRIO
Rio De Janeiro, Feb 1970
-Cómo ser Femenina en 6 pasos-

“La palabra -femenina- nos da suavidad, fertilidad, pasividad, debilidad, ternura, comprensión, tolerancia, injusticia, castración, violación, negación, intuición, sufrimiento, sensibilidad, emoción, cursilería, abnegación, reflexión... ser movible. ¿Sin embargo, poseen todas las mujeres estas características, o se han visto en esas circunstancias? Ciertamente no. ¿Quiere decir esto entonces, que no son femeninas? En absoluto. La cosa se torna difícil cuando queremos encasillar a la palabra mujer, circunscribiéndola a unos parámetros y sometiéndola a unas peculiaridades que cada vez más se mimetizan con lo masculino…” nos dice Nella Febres-Cordero en su documento “Fémina contemporánea…¿femenina?”
Durante muchos años se trató la masculinidad y la feminidad como dos polos opuestos, que hacía posible ubicar a los individuos en un lado u otro de esa clasificación dicotómica. Es decir, éstos podrían ser en mayor o menor grado masculinos o femeninos, pero nunca ser ambas cosas a la vez. Asimismo, los roles sexuales estaban rígidamente ligados al género, y ser masculino o femenino dependía básicamente de ser hombre o mujer. Las características de género se modifican a través de la historia y se refieren a lo que la sociedad atribuye, a mujeres y hombres, desde lo que se considera femenino y masculino. Por tanto, el género es una categoría construida, se aprende y puede ser transformada.


Este proyecto propone experimentar (personalmente) aquello que dice cómo ser femenina (basado en -Revista Cosmopolitan, “Cómo ser femenina sin morir en el intento.” y
-
http://es.wikihow.com/Ser-super-femenina “ Cómo ser súper femenina”.) , con el propósito de lograr una transformación hacia lo estereotipadamente femenino y notar qué tanto puedo seguir al pie de la letra estos pasos para lograr el objetivo final -ser una mujer femenina-. Poniendo como punto final mi negación ante el seguir estrictamente los canones de los roles sexuales.

(archivo fotográfico de video)


1.- Higiene


2.- El cabello





3.- Look, la imagen.


4.- Aspecto del rostro









5.- Forma de comunicarse y/o expresarse














6.- Actitud y/o comportamiento



















A partir del cuadro “La Venus del espejo” de Diego Velázquez, tomo mi propio cuerpo para re-presentar o presentarme en éste cuadro, en la posición de la propia Venus, ahora como una mujer real, tangible, utilizando mi cuerpo como medio para desmitificar a la mujer como objeto de representación, como mujer presentada; y en ésta pintura específicamente, creando un ambiente irónico al ejemplificar, primero, a Cupido, como un ser irreal, de plástico, y la banalidad del amor visto como completa relación a la belleza, una belleza carnal o física, claro, estereotipada al igual que todos los cuerpos femeninos de la historia del arte (ésto hablando de la historia hasta antes de los movimientos feministas del siglo pasado, cuando comenzó a ser visible la conciencia de la representación de la mujer en el arte). Y a ésto también la relación de la mujer con la vanidad, al estar ese muñeco de plástico sosteniendo un espejo incitando a mirarme al espejo con motivo de admiración y vanidad, mi rostro lo ignora y queda un vació en el reflejo del espejo, como haciendo una relación sobre amor-belleza-banalidad-vacío. Entonces el cuerpo mismo (mi cuerpo) se convierte en discurso puesto en acción, un elemento de choque y de protesta.



...sobre la "selección biológica" que se aferra a lo humano...

(archivo fotográfico de videoclip -Venetian Snares - kétsarkú mozgalom mixed by Xeno.. )




Me gusta creer en la idea de la reencarnación, en los ciclos, en la espiral y en el retorno. No pretendo que exista un personaje principal, sino hacer especial énfasis en la “selección biológica” (posible reencarnación) y la forma en que el ser, en éste caso humano, puede tener regresiones de conductas animales, específicamente de insectos, pues a mi parecer, y por su tamaño, es el momento en el que se puede tener más “conciencia universal” sobre el mundo que los (nos) rodea.
Es por eso que, a la vez, parto de la voz que se escucha :
I used to understand happy, I know that I used to be happy, I was really happy…
I´m unhappy now and I can´t remember , what is like to be happy, I only remember… I don´t remember…
I remember been happy only in pairs and to not been happy, just what I´m now…

Esto me remite a la idea del recuerdo, pero no con nostalgia sino de algo que alguna vez se tuvo la oportunidad de ser (insecto) y ya no sé es. A la vez esa posibilidad de poder ser insecto pretendo transmitirla como una idea de aproximación a la felicidad, de una “selecciòn biológica” que se aferra a lo humano, dejando a éste ser con la incertidumbre de la felicidad que alcanzó siendo otro organismo vivo.









viernes, 11 de diciembre de 2009

Purga en Tartrazina
Propone crear conciencia sobre los ingredientes tóxicos que consumimos, principalmente en los alimentos y cómo afecta en el deterioro físico y mental del ser humano.















De la tempestad y sus convulsiones
(archivo de fotoanimación)









Implosión
Fotografías por Daniel Bonfil













Infancia-Retorno-Transfiguración
Jacques Lacan define lo -traumático- como un encuentro fallido con lo real. Se trata de un encuentro que al no poder representarse, debe ser repetido. Se produce entonces una ruptura entre la percepción y la conciencia de un sujeto.
La infancia puede ser un cambio, una transfiguración de la que muy pocos somos concientes, al intentar retornar a ella desde un punto de vista particular en el que seguramente se generaría una conciencia, o crítica, mayor en cuanto a cuerpo y mente, pretendo crear un retorno-transfiguración desde mi posición actual para generar un cambio, una transfomación mental como la que seguramente se podría generar dentro de esa etapa peculiar dentro de la vida humana.
(archivo fotográfico de video)